EL GIGANTE EGOÍSTA

Autor: Wilde, Oscar
Fuente: Everest

Un gigante vivía en una casa, pero la había rodeado con un muro y en su jardín no dejaba jugar a los niños; como resultado allí siempre reinaba el invierno. Un día el gigante se despertó y vio que había llegado la primavera. Descubrió que por un agujero de la tapia habían entrado unos niños. Todos reían salvo uno, pequeñín, que no podía subirse a un árbol y cuya zona seguía como en invierno. El gigante conmovido le ayudó y a partir de ese momento fue un gran amigo de los niños. Siempre se acordaba de aquel niño pequeño que había visto, hasta que un día... Interesante para enseñar el valor de la generosidad.

Twitter