EL ASTRO NOCTURNO

Autor: Gudin, María
Fuente: Ediciones B

         Es la tercera novela de una trilogía que arranca en el siglo V y llega hasta mediados del siglo VIII. El lugar de ambientación es España en unos años convulsos; la autora, aunque está bien documentada históricamente, no pretende hacer investigación, sino escribir unas novelas cuyo punto fuerte es la descripción de los personajes. Especialmente, en el caso de las mujeres que aparecen a lo largo de la historia, Gudín sabe ver desde dentro los acontecimientos que relata. El contexto general es verídico, pero algunas ambientaciones y personajes son de ficción. El astro nocturno hace referencia al nombre de Tariq, un personaje que vive los años finales de la época visigoda y los primeros de la ocupación musulmana. En la novela se presenta al rey Rodrigo como un usurpador dentro de una monarquía corrupta. El asesinato de una mujer en la corte es el motor que impulsa la actuación de Tariq; tras pasar al norte de África y conocer a su padre, los acontecimientos le desbordarán. Paralelamente varios personajes más, algunos en zonas del norte de España, pero no exclusivamente en Asturias, tratan de resistir el avance musulmán o alcanzar unas condiciones de supervivencia. Mientras, una mujer sufre la ausencia del marido mientras corre peligro su vida y la de su hija. No será la única que pase por situaciones dramáticas. La novela tiene un ritmo narrativo rápido, abundan los personajes y el conjunto está muy trabajado. Una misteriosa copa, que se desdobla en dos copas distintas, es un hilo conductor que sirve de enlace a lo largo de los siglos en los que discurre todo el relato. Si bien es preferible seguir el orden de escritura: La reina sin nombre, Hijos de un rey godo y El astro nocturno, no es imprescindible, pues cada libro se entiende por separado.

Twitter