LOS MILLONES DE BREWSTER

Autor: McCutcheon, G. B.
Fuente: Alba

         Al cumplir 25 años, Monty Brewster recibe la noticia de la muerte de su abuelo paterno, con el que apenas tenía, trato. Le ha dejado en herencia un millón de dólares. Unos días más tarde, recibe otra noticia; un tío materno ha fallecido y le deja siete millones más, pero con la condición de no poder disponer de ese dinero hasta después de un año, con la condición desconcertante de no disponer de ningún dinero en el momento de recibir la herencia; por otra parte, el albacea le comunica las condiciones tan estrictas que se han previsto para su herencia; no puede donar su fortuna actual a otra persona, nadie más que los abogados intermediarios pueden conocer esta cláusula ni la posibilidad de la segunda herencia. Razones de disputas familiares explican el sigilo que se le exige. Monty es obligado a gastarse un millón de dólares en el plazo de un año, con un margen de maniobra que debe aprobar el albacea. Si no cumple las normas previstas, no recibirá esa cantidad. El libro fue publicado en 1902 y ha sido llevado al cine. Refleja, con detalles llenos de humor, la dificultad para gastarse esa suma cuando sus mejores amigos se oponen a que dilapide tanto dinero. Descubrirá quién le quiere de verdad –demuestra conocer bien la psicología femenina- y quien se acaba burlando de su conducta. El autor reproduce con ingenio la paradoja de que es casi más difícil dejar de ser rico que hacerse millonario. En el capítulo final sube el tono dramático cuando todo parece torcerse. Hace un trazo costumbrista de la alta sociedad americana de finales del siglo XIX. El estilo es ágil y ameno. No es menos importante la capacidad que muestra el protagonista para descubrir quién le quiere de veras.

 

Twitter