LA GRAN AVENTURA DE CRISTÓBAL COLÓN

Autor: Fernández Á. M.
Fuente: Booket

         El autor, historiador especialista en los siglos XV, XVI y XVIII, estudia la vida de Cristóbal Colón; sus orígenes probados en Génova, si bien con escasa información, su viaje al monasterio de La Rábida, decisivo para éxito de su idea, hasta su muerte en Valladolid el año 1506.Colón tras un intento fallido en Portugal, recorre España, siguiendo los pasos de la corte itinerante de los Reyes Católicos, más preocupados por el final de la reconquista que por el proyecto de Colón. A pesar de las negativas y retrasos, el marino no se rinde y esperará años, si bien no faltan intentos en Inglaterra y con la alta nobleza andaluza, para lograr la financiación de su proyecto: llegar a las indias por el Océano  Atlántico. La firma de las Capitulaciones de Santa Fe, en donde los reyes y Colón acuerdan los beneficios que éste recibiría si la expedición planteada tiene éxito. El autor usa textos de la época y la bibliografía de investigadores americanistas; cuida la precisión y rigor de la información. Muestra a Colón como experto marino y firme negociador. La firma, posterior al viaje de Colón del Tratado de Tordesillas, resulta esencial para delimitar, sobre un territorio poco conocido, los derechos de Portugal y de España. Fernández describe bien la personalidad de Colón de acuerdo a los datos disponibles. El relato del viaje es preciso; las carabelas tenían 40 días de autonomía y Colón estuvo al borde de encontrar una sublevación. Así como marino y cartógrafo su prestigio es indiscutible, como gobernante dejó mucho que desear; entre otros motivos porque se tardó en encontrar oro, perlas y plata. El gobierno de La Española resultó complejo y le provocó no pocos disgustos. El contraste entre el recibimiento tras su primer viaje y su regreso del tercero es patente. En un cuarto viaje intenta descubrir un paso hacia las verdaderas indias. A pesar de la base documental que usa el autor, no faltan puntos oscuros, porque así parece que lo provocó Colón. El contraste entre el Admirante Colón y el gobernador es patente, quizá porque el resultado material del viaje no fue inmediato o más bien porque la tarea de gobernar excedía su capacidad. En qué medida Colón había visto mapas que reforzaran su empeño no está del todo claro, pero parece obvio que su firme defensa de las pretensiones en los descubrimientos estaba apoyada en datos que poseía. Como bien es sabido, Colón pensaba llegar a las Indias, no al continente americano, que su existencia le salvó la vida y el éxito de la expedición.

 

Twitter