THEODORE BOONE. EL ACUSADO

Autor: Grisham, John
Fuente: Mondadori

          Novela juvenil ambientada en la ciudad de Strattenburg, condado de Stratten, en Gran Bretaña. Theodore Boone tiene 13 años y es hijo de dos prestigiosos abogados; su padre trabaja en el sector inmobiliario y su madre es abogada que gestiona casos de divorcio. Es hijo único de padres muy ocupados. Por el momento, no parece que Theodore necesite especial atención: es un apasionado del derecho y conoce bien la legislación sobre diversos temas. Estudia en un centro escolar al que acude en bicicleta y tiene un tío, hermano de su madre que abandonó la profesión de abogado y que vive de manera casi marginal. Un día, Theodore se encuentra con la rueda de la bicicleta pinchada; tiene un corte limpio por lo que todo indica que es intencionado; el hecho se repite tres veces en pocos días. Además su taquilla escolar ha sido abierta. La falta de tiempo le impide hablar de esto con sus padres hasta que se encuentra como principal sospechosos de un robo en una tienda de productos informáticos. Han robado varios aparatos de última generación y algunos apareen en su taquilla escolar. A partir de ese momento, viviremos la tensión del joven por demostrar su inocencia. Para lograrlo, la ayuda de su tío Ike será de gran ayuda, si bien tendrá que moverse en el límite de dilemas morales sobre el derecho o no a entrar en documentos privados. El tema ético aparece con frecuencia, si bien hay un error grave en el texto cuando se atribuye una acción al octavo mandamiento, relacionado con la mentira, cuando corresponde al séptimo, que dice no robarás. Si no fuera por la importancia que Theodore muestra hacia el respeto de la ética el error no pasaría de ser accesorio, pero dar relevancia al factor ético y no saberse los diez mandamientos es un error de cierta relevancia. En todo caso, el relato tiene garra y mantiene la atención del lector. Theodore es protagonista de al menos otros dos libros del mismo autor.

 

Twitter