EL TREN SALTAMONTES

Autor: Gómez Cerdá, Alfredo
Fuente: SM

        Un maquinista era el encargado de un tren que llevaba muchos vagones. Todo iba bien hasta que sin razones que lo explicarán, el tren comenzó a dar saltos. Aunque el terreno era llano, cada vez los saltos eran más fuertes y frecuentes. El maquinista no tuvo más remedio que preguntar a otros compañeros si sabían la solución. Lo estudiaron muchos, hasta vino uno de Japón. Al final, la consecuencia es de tanto viajar ya estaba enfermo y era necesario usar otra máquina en lugar de la enferma para viajar. Para lectores de siete años.

 

Twitter