Son Tus Hijos | Escuela de Familias - DIOS Y AUDACIA

DIOS Y AUDACIA

Autor: Herranz, Julián
Fuente: Rialp

          El autor, cardenal de la Iglesia, comienza su relato aclarando que el contenido no es ni biográfico ni sus memorias. Utilizando términos actuales, sería similar a un blog que pudiera haber llevado en su juventud. Gracias a su costumbre de tomar notas frecuentes, de muchos de los sucesos conserva anotaciones hechas a las pocas horas del suceso relatado.Comienza su relato en Madrid, a mediados del siglo XX. Un estudiante de primeros cursos de medicina que aúna en sí, fuertes inquietudes sociales y una recia vida de piedad cristiana. Poco más tarde, conoce el Opus Dei y pide la admisión como Numerario; termina rápido y bien la carrera, especializándose en psiquiatría. Pero su vida se encamina por otros derroteros; responde afirmativamente a la invitación a trasladarse a Roma para, junto al fundador, estudiar en alguna de las universidades pontificias y hacer un doctorado eclesiástico. Es ordenado sacerdote en 1955 y si bien el plan inicial era irse a desarrollar su tarea sacerdotal en Alemania, se queda junto a san Josemaría, colaborando con él en las tareas de gobierno del Opus Dei. A estas alturas del relato, el lector ha podido leer los comentarios que suscitaban en Herranz la figura del Fundador. Poco a poco, Herranz va despareciendo de la escena, quedando sólo san Josemaría, un sacerdote al que define como “un hombre que sabía amar” Amor a Dios y a los demás que se manifiesta en un cariño ordenado en el que Cristo, Maria y el Papa ocupan el primer plano, pero con un corazón tan grande que cada necesidad que aprecia en su entorno es una llamada a corresponder al amor de Dios que se manifiesta en su respuesta paterna y sacerdotal ante cada necesidad. El relato armoniza bien las anécdotas con el comentario breve pero incisivo de quién se ha hecho cargo desde muy pronto de convivir junto a una persona para quien la santidad era lo esencial en su vida.

Twitter