LA EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL EN PRIMARIA

Autor: Mañú Noain, José Manuel
Fuente: Desclée De Brouwer

          La educación afectivo-sexual forma parte de la educación personal; por su naturaleza es  un derecho-deber básico de los padres que, con frecuencia, les ha sido arrebatado. Son varios los cauces por lo que les llega a los hijos una visión de la sexualidad distorsionada y contraria a la dignidad de la persona. Este libro trata de ayudar a los padres a realizar esa delicada valiosa tarea. Junto a orientaciones prácticas, se recuerdan las ideas sobre la antropología que fundamenta lo que explica. En el orden práctico, además de ser una buena ocasión para enseñarles el origen de la vida, sirve de base para conversaciones futuras y lograr que desde la infancia se forjen una idea noble y limpia sobre la afectividad y la sexualidad. Mañú afirma que asentar una buena base en Primaria ayuda a que al llegar la adolescencia estén mejor preparados para entender las cuestiones que rodean esta dimensión de la personalidad. Algunos jóvenes tienen un grave desenfoque con repercusiones teóricas y prácticas; una causa es la ausencia de esa educación y el impacto del medio ambiente. Ofrecer una acertada educación en esta dimensión guarda relación directa con la felicidad personal, con su capacidad para amar mucho y bien y con la estabilidad de la vida familiar. El que los padres estén atentos a posibles interferencias, les llevará a cuidar que la formación que reciban sus hijos sea la adecuada a su edad y a la dignidad personal. La selección de textos de varios autores conjuga las ideas de fondo con otras de tipo práctico para abordar una conversación sobre estas cuestiones. En la situación actual, más que un programa por edades para abordar las cuestiones básicas, hay que estar preparado para llegar a tiempo; en la duda, más vale adelantarse que llegar tarde. El valor de una buena formación recibida en el hogar es insustituible y aporta una seguridad personal a los hijos que será parte del fundamento de su personalidad.

Twitter