LA LEYENDA DE BONI MARTÍN

Autor: Olaizola, José Luis
Fuente: Anaya

          La familia de Boni vivía en Madrid. Cuando sus padres se casaron tenían la ilusión de tener familia numerosa, pero sólo pudieron tener a Boni. Como la casa no le ocupaba mucho tiempo, el padre de Boni se dedicó a los negocios, cosa que siempre se le había dado muy bien; la madre de Boni tenía mucho dinero y poco trabajo así que le compraba a Boni todo lo que a este le apetecía, aprovechando las ausencias del padre. Llegó a tener hasta siete motos con doce años; eso trajo como consecuencia algunos problemas, entre ellos que acabaron echando a Boni de varios colegios, entre otras razones porque no aprendía nada a pesar de tener varios profesores particulares. Un día, un médico amigo del padre de Boni le propuso un plan. Boni y su madre se fueron a vivir a un pueblo, pues como se habían arruinado les daba vergüenza vivir en Madrid; el padre iba los fines de semana en un coche de segunda mano. Boni tuvo algunos problemas para adaptarse, pero también ayudó a resolver otros, como el día que cayó una gran nevada. Boni ya no sabía si estaba enamorado de su profesora o de su prima Clara, pero el caso es que se pusieron a hacer negocios caseros entre los primos y la cosa les fue bastante bien. Además, contra todo pronóstico, la madre de Boni se quedó embarazada pues el estilo de vida del pueblo le iba mejor que el de la ciudad. Claro que el plan de padre de Boni no podía durar toda la vida... La historia está bien relatada y centra muy bien el problema de algunos chicos.

Twitter