INDUSTRIAS GON

Autor: Lalana y Almárcegui
Fuente: McMillan

         Nico cogió al vuelvo un trozo de periódico que arrastraba el viento por el patio del orfanato en el que estaba acogido. Encontró en una de sus hojas un anuncio en el que ofrecía trabajo de aprendiz en una fábrica de artículos de broma. La fábrica estaba en Zaragoza, pero a Nico no le resultó difícil escaparse, como ya lo había hecho en ocasiones anteriores. En la estación de ferrocarril de Zaragoza un policía estuvo a punto de detenerle, pero a pesar de sus doce años, Nico tenía recursos para escapar. Al llegar al domicilio que figuraba en el anuncio, encontró un inmueble abandonado en el que vivía una sola persona. Su apellido eran Gon, pero como le hizo ver a Nico, el anunció se había publicado hacía doce años y desde entonces la empresa fue a menos. A partir de ese momento, Nico y Gon comenzaron a intentar darle nuevos vuelos y entraron en contacto con una gran empresa dedicada al ramo de París. Cuando llegó la delegada, pareció que se abrían las puertas a una abundante producción, pero no todo iba a resultar tan sencillo. Libro bien narrado, si bien presenta algunos detalles frívolos, que sin llegar a presentar serios inconvenientes, desdicen un poco de unos autores de prestigio en una publicación dirigida al público infantil.

Twitter