EL RELOJ MÁS RÁPIDO DEL MUNDO

Autor: Inkinow, Dimiter
Fuente: SM

        En Suiza vivía un gran relojero; conseguía elaborar piezas estupendas y él esperaba con ilusión a que llegaran las horas para oír sonar a todos los relojes a la vez. Uno de ellos le gustó más cómo quedó y pensó en guardarlo para dárselo como regalo a su nieto cuando hiciera la primera Comunión. El reloj, vanidoso, comenzó a mostrase superior al resto de los relojes; tanto que se le olvidó girar las manecillas y dar la hora. El relojero, sorprendido, lo puso al día. El reloj decidió que sería el más rápido de los relojes y en un día adelantó varias horas al resto. El artesano, con pena lo desechó. Una muñeca estropeada le explicó que un buen reloj ni retrasa ni adelanta. El reloj reconoció su error y comenzó a funcionar bien de nuevo. Nunca más volvió a menospreciar al resto de los relojes.

Twitter