LA COLINA DE EDETA

Autor: López Narváez, Concha
Fuente: Espasa-Calpe

         Edeta es el nombre de una población que existía cerca de la actual Valencia. En los comienzos del siglo III a. C. llegan dos personas, padre e hijo a esa población. Es una zona habitada por una de las diversas tribus íberas que pueblan el este de la península Ibérica. Sus habitantes viven de la agricultura, ganadería y caza y están sometidos al poder de los cartagineses, a quienes pagan tributo. Cuando un comerciante, Licos y su hijo, Lisias, llegan al poblado son acogidos por la familia de Norisus. Pronto los dos jóvenes de ambas familias, Ater y Lisias, entablan amistad de la que hacen partícipe a la hija de la sacerdotisa del poblado; Imilce es una chica guapa y callada a quien gusta correr por el bosque. Al hilo de esa amistad y del paso del tiempo que convierte a los muchachos en jóvenes guerreros, veremos no sólo las costumbres del poblado sino la sublevación que protagonizaron dos líderes tribales, Indibil y Mardonio, que acabó con la muerte de ambos. Por esas fechas, llega a la península el general romano Publio Cornelio Escipión, padre del también general del mismo nombre. En el fondo late la lucha por la supremacía en la cuenca mediterránea entre romanos y cartagineses. En Edeta, tras mucho dudarlo, se ponen de parte de los romanos por las promesas que les hacen sus emisarios. Lisias y Ater combaten en las orillas del Ebro y su regreso no va acompañado de las promesas romanas. Novela histórica bien ambientada en el espacio y tiempo, que relata sucesos históricos al hilo de la amistad, historia y costumbres de los primitivos pobladores del lugar.

Twitter