ANA LA DE TEJAS VERDES

Autor: Montgomery, L. M.
Fuente: Salamandra

          En una provincia de Canadá llamada Príncipe Eduardo y cuya capital es Charleston, discurre parte de la acción de este relato. Los hermanos Matthew y Marilla se van haciendo mayores y piensan que les vendría bien hacerse cargo de algún chico joven del algún Orfanato con el fin de que les ayude en las tareas de la granja. Cuando les comunican que la petición ha sido atendida, Matthew va con la calesa a buscarle a la estación de tren, pero allí sólo encuentra una niña que responde al nombre de Ana. Como no puede dejarla allí, se la lleva a la granja, con la idea de aclarar el malentendido al día siguiente. Ya por el camino Ana, con su conversación, comienza a ganarse el corazón de Matthew pero tendrá que hacer frente al enfado de Marilla. La noche es triste para Ana, pero al día siguiente comienzan a cambiar ligeramente las cosas. La vida rural está descrita con gran precisión y un humor de fondo constante; la imaginación de Ana es desbordante, con sus ventajas e inconvenientes. Pero es indudable que la presencia de Ana en Tejas Verdes, que así se llama la granja, ira cambiando no sólo la casa sino que con sus amistades, celos, proyectos, etc. podremos vivir de cerca su vida y la de su entorno desde que Ana tiene once años hasta que pasa a ser una joven atractiva de casi dieciocho años. Es un libro clásico que no defrauda; puede gustar a cualquier lector pero más al público femenino y una adolescente se puede ver reflejada en algunos de los sentimientos que con tanta vehemencia describe Ana.

Twitter