UNA DULCE HISTORIA DE MARIPOSAS Y LIBÉLULAS

Autor: Sierra i Fabra, Jordi
Fuente: Siruela

         Historia situada en un pueblo del interior de China en 1972. A pesar de régimen político en el poder, muchas costumbres se mantienen en las zonas rurales alejadas de los centros importantes del país. En un pueblo situado en la orilla del río Amarillo vive Quin, un campesino que en su día pago la compra de su actual esposa, como más tarde lo hicieron para cada hija de los dos hijos varones mayores del matrimonio de Quin con Gong. El tercer hijo les llega cuando ya son jóvenes abuelos; es un niño, Zhai, que destaca por su inteligencia y por otras capacidades. Por desgracia, fallece cuando apenas cuenta con doce años. Es entonces, cuando siguiendo una secular tradición que arranca en Confucio, tres siglos antes de Cristo, el padre decide vender todo lo que posee de valor para comprar una niña muerta con la que pueda desposar a su hijo fallecido en un matrimonio “para el más allá”. Según sus creencias, la persona si no se casa se queda incompleta y la forma de que el pequeño Zhai puedas disfrutar de una vida en el más allá feliz. La ceremonia precisa es conocida con el nombre de minghun y si bien ha ido desapareciendo, todavía se mantiene en algunos lugares. Quin para cumplir su obligación paterna hacia su hijo menor, logra reunir una cantidad algo menos de 2.000 yens con la que podría negociar la compra de una niña muerta recientemente. Con el fin de encontrarla, partirá río arriba por lugares que nunca ha visitado. Mientras, su esposa le espera cada día a la entrada de la aldea. Historia bien narrada en la que junto al relato de las tradiciones mencionadas, logra una acertada descripción de los sentimientos que guardan tras una apariencia externa de cierta impasibilidad.

Twitter