DIOSES, TUMBAS Y SABIOS

Autor: Ceram, C. W.
Fuente: Destino

         Ceram es el pseudónimo de Mareck, quién falleció en 1972 tras haber desempeñado diversas tareas relacionadas con el periodismo y la edición de libros. Este libro lo terminó en 1949, fecha que es importante conocer para poder darse cuenta que no recoge descubrimientos, físicos o intelectuales, posteriores a esa fecha. Este libro es un clásico de la arqueología, labor reciente que sólo en el siglo XX se ha aplicado con criterios científicos. Desde la expedición de Napoleón a Egipto, pasando por el empeño de Schliemann por descubrir la mítica Troya, a descubrimientos posteriores en Mesopotamia o en América Central, tiene mucho de aventura, de riesgo y de intuición de acierto a la hora de excavar en el lugar adecuado. Son muchos de esos arqueólogos iniciales funcionarios británicos destinados en Oriente y que llevados por el afán de saber, buscaron lo que los indicios les llevaban a intuir. El autor no se cuestiona que muchos de los objetos encontrados estén en museos británicos y franceses. El libro resulta apasionante en la primera parte y pierde peso, y rigor, al referirse a los descubrimientos en América Central, dónde todavía nos queda mucho por descubrir. Interesante para fomentar el interés cultural  y divulgar la ciencia. Afortunadamente, es tradición conservar un cerro testigo para investigaciones en décadas posteriores, con mejores medios técnicos; anteriormente no sólo destruyeron los ladrones, sino también quienes buscaban restos históricos sin tomar las medidas de prudencia necesarias. En esta ciencia, hemos avanzado como en otras, destruyendo mientras aprendíamos a hacerlo mejor.

Twitter