JULIO CÉSAR. VENI, VIDI, VICI

Autor: Prats. Lluis
Fuente: Casals

         Ochenta años antes del Cristo, unos senadores romanos se reúnen para analizar la situación por la que pasa la poderosa república romana. Los mapas, dibujos y la cronología que acompaña al texto, ayudan al lector a situarse; no conviene perder la estela del protagonista, Julio César, y por lo tanto no hace falta tratar de recordar todos los nombres que aparecen en el relato. La formación de un triunvirato, formado por Crasso, Pompeyo y César, tres hombres distintos pero unidos por el afán de poder, otorga cierta estabilidad a la República. Estos tres hombres mantienen una alianza, a la vez que se vigilan mutuamente. César, ambicioso y valiente, se encarga de pacificar la Galia, actual territorio francés, lo que le permite adquirir poder y experiencia.

         La frase que viene a continuación de su nombre en el título, es la que se le atribuye cuando decide cruzar con sus soldados el Rubicón, lo que era una manera de declarar la guerra a Pompeyo. La derrota de este y su posterior asesinato, no deseado por César, convierten a Julio César en el verdadero señor de Roma. Pero, otras personas conspiran para que César no se haga con todo el poder en Roma y un día del año 46 a. C., a pesar de los numerosos avisos de traición que ha recibido, al dirigirse hacia el edificio donde se reúne el Senado es apuñalado por un grupo de personas. Con su muerte dio paso a que su sobrino Octavio, quien pasará a ser el primer emperador de Roma. Libro que se  ajusta, resumiendo,  a los principales hechos de la vida de Julio César. Además de las excelentes ilustraciones, está muy bien descrita la campaña en las Galias.

Twitter