AL ASALTO DEL CIELO

Autor: Nessmann, Philippe
Fuente: Bambú

          Heri Guillaument había nacido catorce años antes de los acontecimientos con los que comienza el relato, en una localidad francesa cercana al lugar donde ahora luchaban encarnizadamente franceses y alemanes, durante la guerra de trincheras en la Primera Guerra Mundial. Muy cerca de su casa, vio los primeros aviones de reconocimiento franceses. La aviación estaba en sus primeros estadios, pues había nacido apenas diez años antes. El joven Guillaument aprendió a pilotar durante el servició militar, pero al terminar, había muchos pilotos y pocos aviones. Nesemann, aprovechando el testimonio del protagonista y los relatos de Saint-Exupéry en varios de sus libros recrea, con cierta libertad, esa época y, especialmente, la epopeya que vivió Guillaument en 1930, cuando trabajaba para el servicio aéreo postal. Un día, tras despegar de Santiago de Chile rumbo a Buenos Aires, hizo un primer intento de cruzar  los Andes, pero tuvo que desistir. Lo volvió a intentar por otro lugar y, finalmente, tuvo que aterrizar, como pudo, junto a un lago en las montañas. Con el avión destrozado y lejos de cualquier lugar habitado, su objetivo consistía en llegar hasta un lugar donde pudieran recoger su cadáver, para que su esposa cobrara el seguro. Finalmente, de manera prodigiosa, logró sobrevivir y llegar a una aldea de un valle argentino. Las fotografías e ilustraciones son excelentes y, salvo un comentario sobre su vida familiar, el resultado es un libro excelente.

Twitter