LA ESPADA Y LA ROSA

Autor: Martínez Menchán, Antonio
Fuente: Alfagurara

           El autor advierte en el prólogo que el relato es una novela, si bien la ambientación histórica y cultural intenta ser acertada. Comienza la acción en un lugar que podría ser la actual ubicación de la hospedería del camino de Santiago en Roncesvalles ( Navarra). En el momento en el que transcurre la acción, siglo XII, lo que hay son unas ruinas en las que habitan un lego, monje sin estudios y dedicado a tareas manuales, y un muchacho, al que llama Moisés, pues lo encontró sobre un objeto flotando en un río. Un día de tormenta llega al lugar un peregrino; cuando se recupera, manifiesta su interés por continuar hacia Santiago en peregrinación; el joven Moisés ansioso de ver mundo le acompaña. Unas jornadas más adelante el peregrino, Gilberto, descubre en el cuerpo de Moisés una marca que hereditariamente se transmiten los miembros de una familia, los señores de Tolosa (Francia). Gilberto decide regresar inmediatamente para que Moisés pueda recuperar los derechos que un día le fueron arrebatados y que Gilberto ha descubierto gracias a un dato que conserva de su participación en las cruzadas.

           El autor, además de hacerse eco de leyendas medievales, refleja el ideal caballeresco, el ambiente que rodeaba el camino de Santiago, muy frecuentado en aquella época y una cultura en la que conviven la crueldad y el sentido penitente y profundamente religioso en muchos de sus habitantes. Estamos ante una novela y que los datos que aporta no son históricos aunque la ambientación general está bien lograda.

Twitter