EL HOMBRE SONRIENTE

Autor: Mankell, Henning
Fuente: Tusquets

         Si el lector es el primer libro que lee cuyo protagonista es el inspector de policía Wallander, vale la pena que se detenga a pensar en el perfil del personaje principal. En esta novela, está saliendo de un proceso depresivo y, tras dudarlo, decide reincorporarse al servicio de policía en el que trabajaba, en la población de Ystad, Suecia. Wallander vive solo; a lo largo del mes en el que transcurre la trama de esta novela habla una sola vez y brevemente con su hija; va a ver dos veces a su padre; en las dos ocasiones, con temor a discutir. Su mundo está vacío de ideales, de sentido de la vida. Por otra parte, los índices de criminalidad en Suecia van en aumento... Suecia no es el paraíso artificial que el Estado del bienestar pretendía alcanzar.

         Le mueve a reincorporarse al servicio activo su intuición de que la muerte por disparos de un abogado, guarda relación con el aparente accidente de tráfico que había sufrido el padre de éste, también abogado. Wallander intuye que un financiero poderoso, residente en la localidad, está detrás de los hechos; pero, no puede probar nada. Refleja bien las tensiones internas en la comisaría, los mensajes de entendimiento en las reuniones, las iniciativas de Wallander, al borde de la ley y sin conocimiento de sus superiores. La trama está bien planteada; mantiene el interés hasta el final de la novela. Sirve como novela policíaca bien trabajada y como reflejo del ambiente que rodea al inspector.

Twitter