LLORA JERUSALÉN

Autor: Herraiz, Santiago
Fuente: Bruño

         La novela está ambienta en la Jerusalén actual. El autor demuestra conocer la ciudad y  la situación social que se vive en el lugar. Nora es una chica joven, que acaba de perder a una de sus amigas en un atentado suicida que ha cometido en una calle céntrica de Jerusalén. Pocos días después, celebrando un festividad en casa de su amiga Fátima, un primo pequeño de ésta, Amed, recibe un disparo mortal de un soldado judío cuando el niño jugaba con un arma de juguete. Las últimas horas del niño en el hospital, cuando su muerte es irreversible, muestran las profundas heridas que dividen a los palestinos y judíos. La madre del niño, Sajida, cuando comprueba que su muerte es irreversible decide donar los órganos vitales del niño para salvar a otros niños. Nora se verá inmersa en una sociedad dividida, en la que casi no existe la noción del perdón. Ella es un ser extraño; no es ni musulmana ni judía; sólo siente un vago atractivo hacia la Virgen, por ser una madre que vio morir a su hijo en la cruz y perdonó de corazón a sus verdugos. Un día es Fátima, su amiga, quien dedice colocarse un cinturón de explosivos; la carrera para intentar detener la explosión es un momento de máxima tensión. La novela refleja bien la situación ambiental, los servicios de información de uno y otro bando, y esas escasas personas de frontera, como Sajida, Nora o un oficial del ejército israelita, que saben que la solución pasa por el perdón; mientras tanto, un abismo separa ambas partes y la ley de talión, cuando no la venganza, rige las conductas. entre unos y otros. Una historia de amor, y un dato que no tenía Nora, hacen que el ritmo del relato se mantenga a lo largo de todas sus páginas.

Twitter