ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS

Autor: Christie, Agatha
Fuente: RBA

          El detective Hércules Poirot quiere ir desde Siria hasta Calais, Francia, desde donde cruzará en barco a Gran Bretaña. Al llegar a Estambul deberá coger un tren que hace un largo recorrido. Le sorprende lo concurrida que está la petición de plazas para primera clase, pero gracias a la ayuda de un alto directivo, un amigo personal de nombre Bouc, consigue un lugar. El viajar en invierno tiene el peligro de que la nieve pueda interrumpir la circulación durante horas, pero el tren está preparado y acondicionado para esta eventualidad. En el vagón-comedor Poirot se hace una somera composición de lugar de los pasajeros; le sorprende la variedad de las personas que viajan juntas. Durante la noche escucha los movimientos de uno de los empleados que atienden las peticiones de los pasajeros. La madrugada le depara varias sorpresas; una que el tren está detenido por la nieve, la otra es más grave, ha aparecido un pasajero asesinado: numerosas puñaladas atraviesan su cuerpo y el médico del ferrocarril deduce que fue hacia la una de la madrugada cuando se produjo el asesinato. El directivo Bouc le pide a Poirot que se haga cargo de la investigación para que el prestigio de la compañía no quede comprometido. Las circunstancias circunscriben la lista de sospechosos a los doce pasajeros del vagón. Poirot interrogará uno a uno a los pasajeros; los testimonios coinciden en líneas generales; pero la observación del departamento del asesinado le ha dado pistas que no lográ encajar. Interroga a los pasajeros, inspeccionar sus equipajes, etc.  y decide reunir a todos en el vagón-comedor para exponerles dos posibles soluciones. Inteligente construcción policíaca que juega con las cuidadas descripciones físicas y psicológicas; en las que casi nada es lo que parece a primera vista.

          El detective Hércules Poirot quiere ir desde Siria hasta Calais, Francia, desde donde cruzará en barco a Gran Bretaña. Al llegar a Estambul deberá coger un tren que hace un largo recorrido. Le sorprende lo concurrida que está la petición de plazas para primera clase, pero gracias a la ayuda de un alto directivo, un amigo personal de nombre Bouc, consigue un lugar. El viajar en invierno tiene el peligro de que la nieve pueda interrumpir la circulación durante horas, pero el tren está preparado y acondicionado para esta eventualidad. En el vagón-comedor Poirot se hace una somera composición de lugar de los pasajeros; le sorprende la variedad de las personas que viajan juntas. Durante la noche escucha los movimientos de uno de los empleados que atienden las peticiones de los pasajeros. La madrugada le depara varias sorpresas; una que el tren está detenido por la nieve, la otra es más grave, ha aparecido un pasajero asesinado: numerosas puñaladas atraviesan su cuerpo y el médico del ferrocarril deduce que fue hacia la una de la madrugada cuando se produjo el asesinato. El directivo Bouc le pide a Poirot que se haga cargo de la investigación para que el prestigio de la compañía no quede comprometido. Las circunstancias circunscriben la lista de sospechosos a los doce pasajeros del vagón. Poirot interrogará uno a uno a los pasajeros; los testimonios coinciden en líneas generales; pero la observación del departamento del asesinado le ha dado pistas que no lográ encajar. Interroga a los pasajeros, inspeccionar sus equipajes, etc.  y decide reunir a todos en el vagón-comedor para exponerles dos posibles soluciones. Inteligente construcción policíaca que juega con las cuidadas descripciones físicas y psicológicas; en las que casi nada es lo que parece a primera vista.

Twitter