EL SECUESTRO DE DANIEL

Autor: Olaizola, José Luis
Fuente: Palabra

          Daniel es un pre-adolescente con dos hermanas, una mayor y otra pequeña. El comer sustituyendo la comida escolar por bollería, le ha llevado a se muy obeso, lo que ha originado que algunos de su clase se metan con él. Además, su madre sigue viendo en él a un niño al que llenar de caprichos. Eso, unido a la falta de exigencia paterna, lleva a que Daniel se convierta en un hedonista. Un día, junto con unos amigos, prueba a sustituir el vino por ginebra al mezclarlo con limón y llega mareado a casa. Es el día de su cumpleaños y coincide en casa con varias personas que han venido de visita; fruto del consumo de alcohol está especialmente torpe y, en movimiento involuntario, da una bofetada a su madre. La situación que se origina es lamentable y la falta de falta de entendimiento agrava la situación. Su padre, un prestigioso abogado que dedica poco tiempo a la familia, decide enviarlo a un internado; pero se cruza una posibilidad que cambiará sustancialmente las cosas. Refleja muy bien el estilo de vida de algunas familias actuales; el toque aventurero le da garra narrativa.

Twitter