LAS ALEGRES AVENTURAS DE ROBIN HOOD

Autor: Pyle, Howard
Fuente: Teide

          Existen varias versiones del mismo hecho; una de las más famosas es la de Walter Scott; aquí ofrecemos la versión de Howard Pyle. La historia de Robin Hood se ha venido transmitiendo desde el siglo XII por juglares y escritores. En tiempos de Ricardo Corazón de León, los normandos oprimen a los sajones; mientras el rey está prisionero en Europa el país es gobernado por su hermano Juan Sin Tierra. Robin Hood tiene un encuentro desafortunado con unos guardas forestales y como consecuencia de una disputa, mata a uno de ellos. Ante la condena de muerte que supone esa acción, de la que se arrepiente, se convierte en un proscrito al que se unen otros personajes hasta formar un grupo de más de cien personas que viven escondidos en los bosques de Sherwoord, en las cercanías de Nottingham. El sheriff de esta población tratará de capturarlo. El libro se cierra con la llegada del rey Ricardo, el caballero desconocido, al bosque y la concesión de la amnistía a los proscritos. La acción narrada es ingenua: los buenos son muy buenos y los malos muy malos. Sirve como narración de aventuras bien ambientada; es amena y fomenta la lectura. Pretender sacar consecuencias morales de la conducta de Robin Hood va más allá de los objetivos de esta reseña.

Twitter