Son Tus Hijos | Escuela de Familias - PASIÓN POR LA VERDAD. SAN AGUSTÍN

PASIÓN POR LA VERDAD. SAN AGUSTÍN

Autor: Cárceles, Miguel Ángel
Fuente: Casals

         Agustín nació en Tagaste, norte de África, a comienzos del siglo IV. Hijo de un funcionario romano, desde joven destacó por su inteligencia y liderazgo. A los dieciocho años comenzó a vivir con una joven llamada Flora, con la que tuvo un hijo, Adeodato, que murió a la edad de diecisiete años. Pasó por una  fuerte crisis al  fallecer uno de sus mejores amigos. La búsqueda de la felicidad y de la verdad era un fuego incandescente en su interior; eso le llevó a convertirse formar parte del grupo de maniqueos durante algunos años; más adelante, obtiene un preciado puesto en Milán, donde conoció a San Ambrosio. Su madre, Mónica, rezaba pidiendo la conversión de su hijo, que por el momento estaba sin bautizar. Su proceso interior es largo e intenso; siente una profunda resistencia interior a la conversión por el cambio de vida que eso supondría. “Toma y lee” es la frase que escuchó y le llevó a abrir el Evangelio y dar el salto decisivo de su conversión. A su vuelta al norte de África, quiso llevar una vida monástica y se traslado a Hipona para poder disfrutar de más serenidad. Pero allí fue llamado por el obispo a ser ordenado sacerdote, a lo que respondió afirmativamente. Posteriormente fue nombrado obispo. Su muerte coincidió con el cerco de los vándalos a la ciudad; no llegó a ver la caída del Imperio Romano de Occidente, pero sí los estertores de Imperio.

Twitter