Son Tus Hijos | Escuela de Familias - EL SALTO DE PRIMARIA A LA ESO

EL SALTO DE PRIMARIA A LA ESO

Autor: Borja Ortega

Licenciado en Biología y Diplomado en Magisterio.

27 años dedicados a la docencia desde EP hasta Bachillerato.

Actualmente directivo de Munabe Ikastetxea.

Fuente:

Sontushijos

"Mi niño se va a la ESO... ¿qué será de él?"

Algunos padres temen, con cierta razón, el paso de 6º de primaria a 1º de la ESO. Los hijos pasan de ser los mayores a ser los novatos, con muchos profesores y compañeros nuevos, más horas de clase... Algunos repetirán ese curso…Pierden la inocencia. Deben acomodarse a todo lo que cada profesor indique para sus cuadernos, contenidos, exámenes… con criterios variados o desconocidos para ellos. Además estos profesores son menos paternalistas y les tratarán como adultos. Antes bastaba con estar atentos en clase, ahora no. Antes, ante una falta de comportamiento se les daba un toque de atención, ahora te vienen a casa con un parte para que lo firmes.

El cambio nos pilla a los padres con el pie cambiado. Pensamos que en la ESO ya son mayores cuando equivale al antiguo 7º de EGB. Sin darnos cuenta les damos demasiado: horas de ordenador, de móvil con tarifa plana, libertad de horarios…

Por si eso fuera poco, hay que tener en cuenta la pubertad con sus cambios hormonales, notorios en lo físico y en el carácter.

Todos estos ingredientes hacen que sea un cóctel de carácter explosivo que les irá afectando de maneras muy distintas según su equilibrio emocional, según el seguimiento familiar, según sus habilidades sociales…

Por desgracia, los mayores nos enteramos poco y tarde de sus problemas. Nos coge la 1ª evaluación con un bajón en las notas sin que hayamos puesto algún medio para resolverlo.

¿Nos asustamos y escondemos la cabeza como los avestruces? ¡No! Hemos hecho mucho hasta ahora y podemos seguir ayudándoles, aunque a veces no lo pidan. Sin pretender ser exhaustivo ni querer decirlo todo, me atrevo a dar unos consejos guía para hacer a los padres más amable ese tránsito de Primaria a la ESO.

1.- Tomar las mismas decisiones el padre y la madre para que el hijo no vea hueco por donde escaquearse entre vosotros.

2.- Elaborar un horario de estudio por las tardes, para cada día.

3.- Continuar con las tutorías frecuentes en el colegio para tener muchos datos y colaborar con los profesores.

4.- Controlar el tiempo del móvil y de Internet en casa.

5.- Ser muy positivos, elogiar y animarle. Le reforzará en los momentos de flaqueza.

6.- Habrá nuevas amistades. Establecer contactos con esos padres nuevos para ir en la misma dirección.

7.- Que siga habiendo ratos en familia (comidas, cenas, sobremesa…) en los que se siga hablando de la vida en el colegio.

8.- Estar atentos a los cambios: de mal genio, de costumbres… pues nos estarán indicando que algo que desconocemos está pasando.

9.- Todo esto aderezado con dosis de paciencia.

10.- Seguir estando "ahí". Somos sus padres, su referencia, para cuando ellos quieran, como cuando eran pequeños. Que sepan que en nosotros pueden confiar aunque en esta nueva etapa de su vida nos vean como algo un tanto extraño.

Twitter