Son Tus Hijos | Escuela de Familias - ¡APÚNTAME A FÚTBOL!

¡APÚNTAME A FÚTBOL!

Autor: Agustín González Martínez

Profesor de Euskara en Educación Primaria (Munabe Ikastetxea).

Diplomado en Magisterio (Euskal Herriko Unibertsitatea).

Fuente:

Sontushijos

Los beneficios de las actividaes extraescolares.

La elección de actividades extraescolares para nuestros hijos siempre ha sido motivo de controversia, ya que muchas veces no sabemos si pueden llegar a ser beneficiosas o por lo contrario les pueden causar estrés, por eso existen diversas opiniones al respecto.

Es importante destacar que para que las actividades extraescolares sean beneficiosas tienen que ser un disfrute y no una obligación para ellos. Por eso los padres tenemos que motivar a nuestros hijos para que decidan actividades que sean de su agrado.

Si se escogen adecuadamente, las actividades extraescolares pueden ser muy positivas, ya que ayudan a que los niños se sociabilicen con sus iguales, trabajen en equipo, disfruten, aprendan a organizarse mejor, desarrollen otras habilidades, se desinhiban...

Existen diversos tipos de actividades extraescolares: académicas, deportivas, musicales y de ocio. Por eso es bueno que combinen diferentes actividades, siempre y cuando, como decía anteriormente, nos les provoquen situaciones de estrés y lleguen agotados a casa sin tener ganas de hacer nada más.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una actividad u otra?

A la hora de escoger las actividades extraescolares para nuestros hijos hay que tener en cuenta su carácter, su forma de ser. Si es un niño muy activo será positivo que practique deportes en equipo (fútbol, baloncesto...). Si por el contrario es un niño poco activo le irán bien deportes individuales como la natación. También se pueden valorar actividades como la pintura para niños con muy buena creatividad.

Cabe decir que cualquier actividad extraescolar que elijamos para nuestros hijos, suponiendo que lo hagan felizmente, tendrá muchos beneficios:

Las actividades deportivas: son buenas para que los niños hagan ejercicio, mejoren sus capacidades motrices y fomenten el espíritu competitivo.

Las actividades musicales: desarrollan las capacidades afectivas del niño y además aprenden a tocar un instrumento. La música no es solo un hobby, ya que en un futuro pueden acabar viviendo de ello.

Las artes: actividades como el teatro pueden ayudar a los niños más tímidos a vencer esa timidez. Por otro lado, las artes plásticas como el dibujo o la pintura ayudan a desarrollar la motricidad fina.

- Las actividades académicas como los idiomas: es primordial que nuestros hijos aprendan una segunda lengua, ya que hoy en día los idiomas son una herramienta esencial a nivel laboral, por eso es importante que los padres elijamos un idioma como actividad extraescolar. Así, desde muy pequeños, debemos poner a los niños en contacto con la nueva lengua para que aprendan a pensar de forma bilingüe.

Twitter