¿CÓMO ACERCAR LA LECTURA A NUESTROS HIJOS?

Autor: Itxaso Valdajos
Licenciada en Magisterio Educación Infantil (UPV).
Master en educación y asesoría familiar por el Instituto Europeo de Estudios de la Educación.
Profesora del Colegio Erain-Txiki.
Fuente:

Sontushijos

Beneficios de la lectura.

Los libros para niños enseñan, educan y hacen que se adentren en mundos maravillosos  fantásticos. Hoy en día es más complicado que nunca engancharles a la lectura debido a la gran competencia que supone para ellos los juegos electrónicos (la wii, la nintendo, el ordenador, etc, sólo por nombrar algunos de ellos) que francamente son muy tentadores. Un niño cuando lee un cuento tiene que tomarse “el trabajo” no sólo de leerlo sino también de imaginar lo que está descifrando, con este tipo de juegos ese trabajo se lo dan hecho… Nuestro reto como padres, es ofrecerles una alternativa para que los niños tengan un modo distinto de entretenerse y encima aprendiendo porque…

¿qué beneficios tiene la lectura?

Los beneficios son incalculables y lo mejor es que duran toda la vida…

1)      cuando los niños son pequeños y les ponemos en contacto con un libro o cuento, les motivamos a querer aprender a leer, a saber buscar, a adentrarse en el mundo del arte, del dibujo y de la imagen a través de las ilustraciones.

2)      Cuando nosotros les leemos, aumenta su habilidad y capacidad para escuchar. Habilidad muy importante cuando estén en clase.

3)      Aprender a convertir palabras en ideas, imaginan lo que no han visto, se meten en la piel de cada personaje, viven historias a través suyo y prueban sensaciones como el peligro y el misterio.

4)      Una mejor formación académica y un gran estímulo para su creatividad  e imaginación.

5)      Por otra parte, nosotros como padres debemos estar atentos y fomentar en nuestros hijos el interés por la lectura. No sólo es una responsabilidad del colegio sino que es una tarea compartida.

6)      El gran reto es conseguir que los libros se conviertan en el compañero inseparable de nuestros hijos, dentro de las actividades diarias.

¿qué cosas podemos hacer desde casa para fomentar la lectura en los niños?

1)      Predicar con el ejemplo: es imprescindible que nos vean leer. Que vean que leer es una acción cotidiana para nosotros. Hay que tener en cuenta que los niños aprenden copiando e imitando. Si ellos notan que nos gusta leer, que para nosotros es una acción agradable y que tratamos los libros con cuidado y con cariño, ellos tenderán a hacer lo mismo.

2)      Fomentar el contacto con los libros: importante que haya libros en casa. Es muy importante que les transmitamos la idea de que la lectura es una forma más de diversión y no una obligación. Nunca es un castigo.

3)      Estimula sus sentidos: desde el momento en que el niño se puede mantener sentado, se le pueden ofrecer cuentos para que los lea. Existen en el mercado cuentos para niños muy pequeños, que están hechos de diferentes texturas para que puedan manipularlos…. También existen pequeños diccionarios para que el bebé se vaya familiarizando con las imágenes primero y con las letras y palabras después. Incluso hay libros o cuentos en los que sólo hay imágenes, serán los padres los que vayan indicando al niño qué es cada cosa.

El secreto está en que el bebé vea el libro como un juguete más, que lo toque, lo huela, se lo meta en la boca, lo manipule, se vaya fijando en los colores, en las imágenes… que se convierta en un objeto agradable y familiar para él.

4)      leerles en voz alta: es muy importante compartir con ellos el placer de leerles un cuento no sólo por la lectura en sí, sino porque estamos estableciendo un vínculo especial entre ambas partes, el niño sentado en nuestro regazo, oyéndonos mutuamente el sonido de nuestros corazones… ¿qué más se puede pedir?

Contar un cuento a la hora de dormir, suele ser una muy buena  costumbre para acabar el día. Hay que procurar disfrutar de estos momentos con nuestros hijos.

Asimismo oir cuentos leídos o narrados, es un gran incentivo para el desarrollo del lenguaje. Importante los “efectos especiales”, imitar en la medida de los posible las voces de los personajes, es algo que les fascina y aumentará su interés por lo que están oyendo.

5)      llevarles a la biblioteca: cuando los niños son un poco mayores, a partir de cuatro o cinco años, se les puede llevar a la biblioteca. No sólo podrá elegir el cuento que más le guste para llevarselo a casa sino que también se organizan “cuenta cuentos”.

6)      Regalarles libros o cuentos: otra manera de estimular el interés de los niños por los libros es ofrecerles un libro como premio. Se les puede regalar libros del temsa que más les guste.

7)      Animarles a involucrarse y a participar cada vez más de la lectura: cuando el niño termine de leer el cuento, se le puede pedir que nos haga un resumen, que nos cuente algo de lo que ha leido, cuál ha sido su personaje favorito y por qué, que nos lo dibuje, qué habría hecho él/ella si fuese tal o cual personaje y si estuviera en tal o cual situación…, hay que aprovechar todos los recursos que nos ofrece el libro.

Twitter