Son Tus Hijos | Escuela de Familias - LA IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE DE IDIOMAS EN EDADES TEMPRANAS

LA IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE DE IDIOMAS EN EDADES TEMPRANAS

Autor: Maddi Goitia

Magisterio en Educación Infantil.

Curso de didáctica del inglés en educación infantil. Colegio Eskibel.

Fuente:

Sontushijos

Es posible hablar una segunda lengua desde pequeño.

El multilingüe es la persona que, además de su primera lengua, tiene una habilidad parecida en otras lenguas y que es capaz de usar una u otra en cualquier circunstancia con similar eficacia. Las características básicas son: la independencia de los códigos, la alternancia de los sistemas lingüísticos y la traducción.

Empezar a aprender nuevos idiomas a temprana edad es posible y ventajoso para los niños. Todos tienen la capacidad cerebral para aprender otras lenguas en los primeros años de vida. Así, al alcanzar la edad adulta, se está en capacidad de dominar los idiomas aprendidos desde la infancia.

Cuando los niños son expuestos desde muy temprano a lenguas diferentes, crecen como si tuviesen seres monolingües alojados dentro de su cerebro. Es decir, no se produce ningún tipo de contaminación lingüística ni retraso en el aprendizaje, sino que se desarrolla un aprendizaje paralelo casi equivalente.

El niño que, en la época en que aprende a hablar, está en contacto con dos o más lenguas, las adquiere sin esfuerzo y de modo parecido a cómo adquiriría cualquiera de ellas si fuese monolingüe. Y no solo adquiere los sistemas lingüísticos, sino que los mantiene separados y pasa rápidamente de uno a otro según la circunstancia. Incluso, se hace consciente de la existencia de esos sistemas y por consiguiente, de su multilingüismo. El niño conoce a fondo las lenguas y puede, por tanto, pensar en cualquiera de ellas.

El proceso de aprendizaje posee tres fases:

1ª etapa: El niño multilingüe construye una lista de palabras igual que hace el niño monolingüe, con elementos de las diversas lenguas. Existe una confusión inicial entre ellas.

2ª etapa: Las oraciones comienzan a incluir dos o tres elementos, usando léxico de las lenguas dentro de la misma oración. Esta cantidad de oraciones mixtas se sitúa alrededor de un 30% al principio del tercer año y van disminuyendo rápidamente hasta llegar a un 5% a finales de ese año.

3ª etapa: A pesar del crecimiento del vocabulario en cada lengua se utilizan las mismas reglas gramaticales para todas y dichas reglas divergen al inicio del cuarto año, en el cual el niño sabe que las distintas lenguas no son la misma.

El conocimiento de varias lenguas, además de favorecer la comunicación entre las personas, en el plano individual, favorece no solo el desarrollo lingüístico, sino también, el académico e intelectual. Por tanto, el aprendizaje de lenguas en edades tempranas, no supone un beneficio concreto de la etapa infantil, sino que garantiza una inversión a largo plazo en todos los ámbitos.

Twitter