Son Tus Hijos | Escuela de Familias - DIEZ CLAVES PARA EDUCAR EN EL ORDEN

DIEZ CLAVES PARA EDUCAR EN EL ORDEN

Autor: Lorena Cifuentes

Diplomada en educación Infantil, en posesión del título E.G.A.

Lleva en el colegio Umedi 3 años ejerciendo de tutora en el aula de 1 año del primer ciclo de Ed. Infantil.

Fuente:

Sontushijos

La experiencia de una profesora de educación infantil.

Durante los primeros años de vida, las pequeñas rutinas que rodean a nuestros hijos se irán convirtiendo, poco a poco, en una costumbre que ellos mismos desearán continuar el día de mañana.

Como en muchas otras facetas de la educación de nuestros hijos, el mejor maestro será también el ejemplo: A esta edad será fundamental que los niños nos vean, desde mucho antes de que se lo exijamos.

1.- Periodo sensitivo de 1 a 3 años. Durante esta edad los niños están mas receptivos para trabajar este hábito.

2.- Instinto guía del orden: Si el niño empieza a ser ordenado primero con sus juguetes, luego de mayor seguramente, será una persona organizada en su trabajo y en su tiempo, con las ideas claras, capacidad de planificar y de saber lo que tiene que hacer en cada momento.

3.- Imitar y repetir: fundamento del aprendizaje. Los niños se fijan mucho en nosotros y aprenden de lo que nos ven hacer. Hay que educar con el ejemplo.

4.- Jugar y emplear trucos: esencial hasta los 6 años dado que los niños aprenden jugando.

5.- Motivación y alabanza: educarles en positivo. Para ello, hay que estar mas tiempo con disposiciones positivas ante el niño que negativas. : reconociendo las acciones bien hechas, fomentando su autoestima, conociendo sus puntos fuertes, ayudándole en sus puntos débiles o en aquello que le suponga mayor dificultad...

6.- Enseñar hábitos: son las bases de las virtudes. Para conseguirlo el niño tiene que repetir una acción (ejemplo: recoger los juguetes) voluntariamente. Se puede jugar a realizar esa acción para motivarle el gusto por hacerla. No vale realizarlo solo un día. Hay que ser constantes.

7.- Antes y después: enseñarles la diferencia entre el desorden de antes y la limpieza de después de ordenar.

8.- No se arregla nada chillando: Explicarle mediante la palabra la importancia de tener las cosas ordenadas.

9.- No angustiarse: obsesionarnos con el orden es el peor enemigo.

10.- El mejor castigo es que lo ordene: con ello conseguimos: reforzar su voluntad,  batallar contra la pereza y fomentar su autoestima y su seguridad.

Twitter