Son Tus Hijos | Escuela de Familias - DEPORTE Y VALORES

DEPORTE Y VALORES

Autor: Enrique Marcos

Licenciado en Derecho y diplomado en criminología.

Máster en formación del profesorado y Máster en Admistración Local.

Diploma de estudios avanzados en la Universidad de La Rioja.

Título superior en francés.

Funcionario del cuerpo de gestión procesal de la administración de justicia.

Profesor de francés en ESO y Bachillerato en el colegio Las Fuentes – Alcaste.

Fuente:

Sontushijos

Los profesionales del deporte tienen que ser conscientes de que son el espejo en donde se miran muchos de nuestros jóvenes.

El deporte es una fuente inagotable de valores: puntualidad, constancia, sacrificio, disciplina, espíritu de superación. Ayuda a saber llevar la presión, a adquirir el dominio de sí mismo, a saber superar la ansiedad y el temor. Asimismo nos ayuda a tener un gran afán de superación, competir por uno mismo, por mejorar, desde el punto de vista de  la humildad "bajo la convicción y el convencimiento de no querer ser el mejor ".

El deporte enseña también solidaridad: fomenta la idea de  equipo, de compartir, de amistad, de aceptación del menos bueno, a desarrollar el espíritu de compañerismo y de respeto al rival, de saber ganar y saber perder. En palabras de Vicente Del Bosque, seleccionador español, "el fracaso merece aplausos por haberlo intentado y porque esculpe el carácter". La derrota enseña más que la victoria, no aceptar la derrota es un autoengaño, es como no afrontar la realidad y lleva a conductas agresivas. ¡Qué mal queda ver a un deportista enfadado golpeando el banquillo,  o poniendo mala cara a un compañero. En definitiva, buscar culpables en lugar de aceptar la realidad. Los padres tienen mucho que decir en este sentido. El ejemplo y el respeto que aportan son fundamentalesl en el desarrollo de un deportista. ¡Qué malos ejemplos hemos visto en los partidos! Insultos al árbitro, a otros jugadores... Qué mal ejemplo el de algunos entrenadores que en vez de utilizar la educación utilizan el atropello, el maltrato, los insultos y el castigo. Castigo y deporte nunca deben ir unidos, ni el que parte del entrenador a los  jugadores ni el que parte de los padres a los hijos, ya que no sólo castigamos a nuestro jugador o  hijo respectivamente sino que castigamos al equipo.

El deporte además de ser fuente de salud  tiene una gran influencia en el comportamiento de las personas. Los profesionales tienen que ser conscientes de que son el espejo donde se miran nuestros jóvenes. En palabras del director de la Academia Olímpica Española, Conrado Durantez " el deporte no sirve si no es para la mejora del hombre". Para que eso ocurra es necesario descubrir el potencial educativo de la práctica deportiva. El Papa Benedicto XVI recibió a la Delegación de deportistas de Londres 2012, y les dirigió estas palabras : "la Iglesia se interesa por el deporte porque le importa el ser humano en su totalidad y reconoce que la actividad deportiva repercute también en la educación, la formación de la persona, las relaciones y la espiritualidad (...). El atleta que vive integralmente su experiencia está atento al proyecto de Dios sobre su vida, aprende a escuchar su voz en los largos tiempos de entrenamiento, a reconocerlo en el rostro del compañero y también del adversario (...) vosotros atletas tenéis una misión que cumplir: ser, para los que os admiran, modelos válidos (...), maestros de una práctica deportiva siempre leal".

El deporte es además una escuela de convivencia donde comparten juego niños de diferente edad, sexo, religión, cultura, convirtiéndose en un instrumento de cohesión social y  de escuela de valores individuales y colectivos.  Como señala nuestro tenista universal y buen ejemplo para los niños Rafael Nadal "la vida es más importante que la competición deportiva" y lo dice un campeón, un ganador. Vivimos en una sociedad muy competitiva, en la que el ser humano tiene una tendencia a la búsqueda del triunfo, en la que el fracaso está descartado, en la que sólo vale ganar, y muchas veces por encima de todo pero en el fondo en el deporte se gana, se empata o se pierde, como en la vida misma...

Twitter