LAS ASIGNATURAS PENDIENTES DEL SEXO….(Revistas juveniles I)

Autor: Remedios Falaguera
Responsable de la columna Mujeres del S.XXI en www.debate21.com y colaboradora habitual en conoze.com, esfera educativa, Barcelonaliberal, etc...
Madre de familia numerosa, maestra y periodista.
Fuente:

Original para sontushijos

Algunos padres están, como dicen en mi pueblo, "en la luna de Valencia".

 

La semana pasada la Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECU) alertaba del modelo de jovencitas que presentan las revistas para adolescentes. Niñas obsesionadas por su cuerpo y por su imagen, cuya únicas preocupaciones consisten en tener éxito entre los chicos, satisfacerles sexualmente chicos y ser las más famosas del instituto.

Por si esto fuera poco, la CECU denuncia que, "la publicidad ocupa el 24 por ciento de la revista, un poco menos que en 2002", publicidad en la que casi un 30 por ciento esta protagonizada por anuncios de productos de belleza. Los anuncios de melodías para móviles y mensajes ocupan cerca del 26 por ciento del total aunque en la mayoría van claramente orientados a personas adultas, ya que ofrecen servicios eróticos o de pornografía.

En cuanto a las secciones, los cotilleos y reportajes sobre los famosos e ídolos juveniles ocupan cerca del 20 por ciento del contenido de la revista, seguido de los reportajes sobre moda y complementos.

El cine, la televisión y la música supera el 10 por ciento, mientras que la belleza y la sexualidad se sitúan en el 9 y 7,5 por ciento, respectivamente”.

Pues bien, llevada por la curiosidad, esta mañana he ido al quiosco y me he comprado varias de ellas: Ragazza, Loka, SuperPop, Bravo y Star2.

Les puedo asegurar que al leerlas, sobretodo conociendo la gran influencia que estas revistas tienen en nuestras jóvenes adolescentes, he sentido repugnancia.

Algunas avisan con un "no recomendada para menores” pero la triste realidad es que sus contenidos de, vamos a llamarlos “pornografía encubierta”, capta la atención de niñas entre 11 y 16 años.

Artículos sobre “cómo realizar felaciones”, “cómo perder la virginidad a los 15 años”, “pasos para enrollarte con el padre de tu mejor amiga”, “cómo ser la devora hombres del instituto”, “Amor Express!! Lígatelo en 24 horas” o, “Territorio caliente: ¿Dónde te lo montas?”, el código del placer sin limites”, …son alguno de sus contenidos.

Pero aún hay más. Explicaciones de que “cuando el color del semen cambia no es que el chico te ha sido infiel” o que “a los chicos les da placer el sexo anal porque en esa zona se halla el punto "P" (prostático), que se estimula introduciendo un dedo en el recto, unos dos centímetros, y haciendo masajes en la próstata”, son habituales en ellas.

Y sin querer desmerecer su profesionalidad astuta y dañina, todo este “código de placer sin límites” viene aderezado con póster de tíos buenos casi en pelotas, consultorios sexológicos, foros, pasatiempos, horóscopos y regalitos para estar y sentirte más sexy.

Siento ser tan brusca, de verdad. La protección de la infancia nos compete a todos. No solo a los padres y profesores, sino a los responsables de los medios de comunicación, líderes políticos y, a cada uno de los ciudadanos que integran nuestra sociedad.

Es más, conocer el peligro potencial de lo que se publica en estas revistas puede evitar consecuencias dañinas para nuestros jóvenes. Muchos de nosotros, mejor dicho, TODOS, tenemos la obligación de conocerlas y obrar en consecuencia. No podemos estar, como dicen en mi pueblo, “a la luna de Valencia”.

Twitter