LA CHISPA DEL AMOR

Autor: Mª Victoria Martínez Barañano
Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales.
En la actualidad miembro de la comisión ejecutiva del grupo educativo COAS.
Madre de familia numerosa
Fuente:

Original para sontushijos

¿Es posible amar a una misma persona durante toda la vida?

          El otro día en el metro se sentó enfrente de mí una pareja de unos ochenta y tantos años muy atractiva, ambos muy bien vestidos y especialmente guapos para su edad.

          Pero lo que realmente me atrajo de esa pareja no fue su belleza o su porte físico sino como se sonreían, la complicidad de sus miradas, en una palabra ver que todavía, a esa edad, existía la chispa del amor en aquel matrimonio.

          Pensé, la verdad es que tiene que ser estupendo llegar a esa edad, después de cincuenta y tantos años casados, y seguir tan enamorados como se les veía a esa pareja. ¡Eso es lo que quiero yo y supongo que, como yo, el 99% de los jóvenes de hoy en día!

          Pero, ¿qué pasa actualmente que, aunque soñamos con la situación descrita anteriormente, las revistas y programas  de corazón sólo nos muestran ejemplos de parejas que rompen su matrimonio tras pocos años o incluso meses? ¿No es posible amar a una persona durante toda la vida? ¿No es posible mantener la chispa del amor? Sinceramente pienso que sí, y que además es lo que realmente da la felicidad a un matrimonio.

          Aunque como todas las cosas en esta vida, para conseguirlo hay que perseguirlo. Tenemos que ser conscientes de que el matrimonio no va sólo. El amor de una pareja hay que alimentarlo siempre, luchar por mantenerlo, ya que en el amor no hay término medio, o se avanza o se retrocede.

          Esta lucha se concreta, en el día a día, en el trato al otro con respeto y delicadeza, en el cuidado de los pequeños detalles que agradan a tu pareja, en pequeñas renuncias a cosas,… en una palabra, en pequeñas manifestaciones de cariño diarias hacia la persona amada.

          Todos los días antes de irnos a dormir nos deberíamos preguntar si durante la jornada transcurrida hemos tenido algún detalle de cariño con nuestro cónyuge. Si nuestra respuesta es afirmativa podemos estar seguros de haber dado un paso hacia nuestra felicidad.

Twitter