Son Tus Hijos | Escuela de Familias - LA GENERACIÓN JASP SE PERPETÚA

LA GENERACIÓN JASP SE PERPETÚA

Autor: Inés Rivero

Directora de Erain-Txiki.

Licenciada en Pedagogía.

Fuente:

Sontushijos

Cada vez más preparados, ¿para qué?

La generación JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados) ha crecido y, aunque todavía jóvenes, ya no lo son tanto. Ellos son los que tienen ahora los hijos en infantil y primaria, y parece que quieren dar al mundo una nueva generación JASP.

Coincidió su salida al mundo laboral con una tasa elevada de desempleo y pensaron que la mejor manera de acceder a un primer trabajo era prepararse más y acumular más títulos que sus “rivales”, el resultado fue efectivamente unos jóvenes con una preparación académica como no se había visto hasta entonces, sus cv mostraban un sinfín de cursos de postgrado, masters y dominio de varias lenguas.

Ahora estos jóvenes empiezan a recibir las primeras calificaciones de sus hijos y quieren ver sus expedientes académicos impolutos , no vaya a ser que antes de contratarles les pidan los resultados de primero de primaria y constaten que no son tan brillantes como cabría esperar. ¿qué hacen entonces? Se convierten en profesores particulares de sus hijos, hacen los deberes con ellos y no se presentan a los exámenes en su lugar porque ya no caben en el uniforme escolar. ¿Obtienen estos niños mejores resultados? Muchas veces no, porque al prestarles tanta atención les privamos de tomar las riendas de sus obligaciones, de equivocarse y de rectificar. A la hora de hacer los deberes con ellos, además, es muy fácil hacerlos por ellos casi sin darnos cuenta, pero cuando se enfrentan ellos solos a los problemas en el colegio no saben cómo plantearlos sin las preguntas-guía de sus padres. A los profesores  se les presenta también la dificultad de detectar los niños que tienen mayor dificultad de comprensión, porque aunque durante la explicación pueden observar estas dificultades, estos mismos alumnos presentan el día siguiente unos deberes perfectos, por lo que cabría pensar que los niños han comprendido la materia explicada.

Los padres se quejan de que los suyos no les prestaban tanta atención a la hora de estudiar en casa “teníamos suerte si nos tomaban la lección antes de un examen” y echan en cara al colegio el que ellos tengan que dedicarles tanto tiempo todas las tardes. Pero ¿es cierto que los niños necesitan esta ayuda en casa o es un deber que nos hemos auto impuesto sin ninguna necesidad objetiva?

¿Damos una oportunidad a nuestros hijos a ver hasta dónde son capaces de llegar sin muletas?

Twitter