AMORIS LAETITIA

Autor: Antonio Gómez Amigo
Ingeniero de telecomunicaciones.
Padre de familia numerosa.
Orientador familiar.
Fuente:

Sontushijos

Vale la pena leer al Papa Francisco "en versión original".

El Papa Francisco tiene un don para la comunicación. Con su lenguaje sencillo y directo, con la gracia de sus modismos argentinos y con sus gestos consigue que sus mensajes lleguen a la gente. Incluso a los que ven casi exclusivamente los titulares de las noticias les alcanzan sus palabras, refrescando la idea central del cristianismo: la misericordia de Dios y la llamada a acoger a los hermanos. A Francisco se le escucha en todas partes con simpatía y con los oídos y la menta abierta a sus propuestas.

Es una suerte que la palabra del Papa nos llegue incluso sobrepasando el filtro que suelen poner los medios de comunicación. Pero mejor todavía es escucharle “en versión original”, leyéndole directamente. Una gran ocasión es su reciente exhortación apostólica, “Amoris Laetitia” (la alegría del amor), en la que el Papa Francisco aborda un tema que nos toca muy de cerca: el amor en la familia, entre los esposos, entre padres e hijos y a los padres ya ancianos. Con su estilo cercano, hablando sin dogmatismos, recogiendo su experiencia y la de toda la Iglesia reunida en los dos últimos Sínodos, trata con comprensión y sabiduría los asuntos en los que no jugamos la felicidad en la vida. Nos propone ideales altos de forma sugerente y animante, al mismo tiempo que reconoce y entiende la realidad y la complejidad de la vida. Por eso vale la pena leerla, y hacerlo con calma: nos dará pistas valiosas para nuestra propia familia.

Twitter