SER ESPECIAL

Autor: Antonio Gómez Amigo
Ingeniero de telecomunicaciones.
Padre de familia numerosa.
Orientador familiar.
Fuente:

Sontushijos

¿Es verdad que todos somos especiales, o es un consuelo para los que no destacamos?

 

“Los increíbles” es una extraordinaria película de Pixar que cuenta las aventuras de una familia de superhéroes en tiempos difíciles: la sociedad no quiere verles en acción y les ha pedido que se integren como ciudadanos normales.  Además de disfrutar con las misiones que tendrán que llevar a cabo, vemos cómo los superhéroes tienen las mismas dificultades que nosotros: una hija adolescente, un trabajo rutinario o un hijo supercompetitivo.  Este último, Dash, quiere demostrar al mundo que él es especial y que puede correr más rápido que nadie.  Su madre no le deja, y le argumenta que todos somos especiales. Dash, enfurruñado, le contesta que eso no es más que otra forma de decir que nadie es especial.

Estos días muchos colegios celebran una fiesta de fin de curso. Los alumnos se reúnen ante los padres y se reparten premios a algunos de ellos. Los padres, lógicamente, estamos pendientes de nuestros propios hijos, pero un espectador ajeno podría preguntarse si realmente todos esos chicos son especiales, o si por el contrario son un grupo cualquiera de chavales, entre los que destacan unos pocos en los estudios o en el deporte.

Precisamente los padres somos los que mejor podemos responder a esa pregunta. Para nosotros nuestros hijos siempre son especiales. Y si queremos entender por qué otros chicos, quizá desconocidos, también lo son, la mejor manera es mirarlos cómo les miran sus padres. Es el amor el que hace real la paradoja de que todos seamos especiales.

Twitter