NO CONTROLES

Autor: Antonio Gómez Amigo.

Ingeniero de telecomunicaciones.

Padre de familia numerosa.

Orientador familiar.

Fuente:

Original para sontushijos

Es mucho más importante que nos vean usar bien el móvil que los imprescindibles controles que pongamos.

Hace unos días se presentó en público una solución informática para ayudar a los colegios y a los padres a asegurar que sus hijos y alumnos hacen buen uso de Internet, las redes sociales, las tablets y los smartphones. Durante el coloquio, casi todos los participantes empezaron su intervención con un “disclaimer”: “Bueno, a mí no me gusta hablar de controlar…”, “Pienso que es mejor que los chavales se autoregulen...”. En el fondo todos estában de acuerdo en que los límites externos son una muleta, una herramienta mientras los hijos maduran y logran ser dueños de su libertad y consiguen usarla para el bien. Son como los ruedines de las bicis que se les pone a los niños pequeños: el objetivo es que dominen la bicicleta, pero mientras aprenden, los ruedines ayudan a evitar coscorrones.

Aunque las herramientas informáticas son una gran ayuda para los padres, lo decisivo y fundamental es educarles con el ejemplo y hablando con ellos: preguntarles para qué usan Internet, en qué redes sociales están, que cosas buenas y malas se encuentran o si les quita tiempo para otras actividades. Si usan sus móviles y tabletas en el cuarto de estar será mucho más fácil comentar con ellos qué hacen. Y más importante todavía es que vean cómo usamos nosotros las pantallas: que sus padres sean capaces de ignorar un mensaje en el móvil porque están hablando con su hijo puede ser la mejor lección de uso de tecnología para nuestros “nativos digitales”.

Twitter